Juventud Obrera Cristiana - Testimonios - Testimonios

Subir

Testimonios

¡¡Hora de hacer balance!! Y ¡Jops! Como cuesta… Llevo desde marzo sin ningún tipo de ingreso económico, puesto que he tenido problemas con la pensión de orfandad que
estaba cobrando, que aunque sabía que tenía fecha de caducidad, ha sido antes de tiempo, sin avisar y no de las mejores formas. Son casi siete meses de cuestionamiento, de
preocupación, miedo, inseguridad, incertidumbre y de mucho cansancio. Casi siete meses dependiendo de los y las demás ...

 

Cuando terminé de estudiar pensé que sería más fácil encontrar trabajo ya que tenía unos estudios pero no fue así.

Echaba currículums por las página web y de forma presencial. Los primeros días lo hacía con muchas ganas pero a medida que iba yendo a las entrevistas encontraba que en las ofertas de trabajo pedían un joven con experiencia de más de dos años.

 

Me siento a hacer el balance económico del campamento, y mi sorpresa y emoción no para de crecer. Es asombroso cómo, de forma totalmente utópica, el campamento sale adelante, año tras año. En todos los aspectos: humano, emocional, personal, material y también económicos.

 

El pasado uno de mayo decidí ir a por Fonta, a la Residencia sacerdotal donde vive. En el camino de ida al comienzo de la celebración del día del trabajador me venía contando las aventuras que vivió en su juventud y cómo eran sus padres.

 

“ No tengáis miedo”, con esta frase del evangelio quería empezar mi testimonio, la vida es un continuo “no tener miedo”, en todo lo que hacemosdebemos tener estas palabras del Maestro con nosotros.

 

"Doy gracias al Padre, por ponerme la oportunidad de llevar acción en mis ambientes" De la mano de unas compañeras del curso superior, llegó a nuestra clase la convocatoria a una huelga de estudiantes ...

 

Lo que más destaco del intercambio, es la disponibilidad de las militantes y del equipo de iniciación de Quinta da Fonte (DIAMONDS), la reunión con los Diamonds fue muy enriquecedora, como fueron abriéndose, compartiendo su vida y con todo el cariño que nos trataron...

 

 

"Como mujer, siento que lo tenemos aún más difícil para se reconozca nuestro protagonismo en la sociedad"

"Por eso trabajadora, mujer, joven, soñadora, te escribo para romper con esta situación.  Por eso hoy 8 de marzo no me felicites el día, ¡levantate y lucha conmigo!"

 

 

"Gracias Padre y Madre de los cielos, porque algunas compañeras siguen viendo que la escuela pública debe favorecer la igualdad de oportunidades para todas y todos, por muchas trabas que nos pongan...".

 

"Al final de curso tuvimos una reunión extensa y en ella salieron muchas dificultades sobre las que trabajar y seguir avanzando (...) descubrimos que tenemos que seguir avanzando en el compromiso y en priorizar la JOC...".

 

"... cuando la gente se puso en marcha, es cuando por fin encontré la motivación para tirar hacia adelante y es esto lo que veo que debería cambiar en mí; que yo mismo y desde mi interior cree la fuerza y motivación necesaria para acoger al resto."

 

Los dos últimos años en la zona han sido muy intensos. A partir del campaacción 2010 comenzamos a despertarnos y a darnos cuenta de la importancia de hacernos presentes en la calle, de acercarnos a la gente para intentar transmitir aquello que estábamos viviendo, aprendiendo, descubriendo...

 

"Esta es mi situación laboral, y ante esto ¿cómo reacciona la gente? Pues resulta muy curiosa la sensación de "invisibilización" que se produce a tu alrededor. SI me salgo de los ambientes de Pastoral Obrera o de la JOC muy difícilmente encuentras a alguien que te pregunte por tu situación laboral, como si por el hecho de no nombrarla, dejase de existir el "problema"...

 

"Gracias equipo, porque a cada encuentro me hacéis saborear la vida, con vuestros testimonios, vuestra alegría y vuestro desánimo, vuestra inquietud por ser mejores y mejorar cuanto os rodea...".

 

Para mí, la oración es el momento personal más sincero de acercamiento al Padre. De normal me cuesta bastante conciliar mi vida y acordarme de Dios, pero casi siempre veo su rostro en las personas que me acompañan o con las que comparte mi vida. Pero olvido que también habita en mí.

--

O se descubre ese “algo” y se alimenta, o la tentación de abandonar se hace real.

 

Me llamo Jose, aunque la gente me conoce como Sué. Llevo 5 años en la JOC, en los cuales he madurado y crecido como persona y como militante. A lo largo del recorrido me han surgido muchas dudas, algunas las he resuelto, otras aún están en el aire...

 
 
 
Powered by Phoca Download

Cookies

Juventud Obrera Cristiana (JOC)
Alfonso XI, 4 - 6º. 28014 Madrid
CIF: R-2800570-J