Vinaora Nivo Slider 3.x

Sara

 

Rosa Casillas es militante de la JOC de Córdoba. Tiene 25 años, estudió biología y ha terminado el máster de educación. Actualmente trabaja impartiendo talleres
de medio ambiente y educación en valores en los institutos con Ecologistas en Acción.


- ¿Cómo surge en tu interior la conciencia del cuidado a la tierra y la preocupación por la ecología? Desde siempre la naturaleza es algo que me ha llamado mucho la atención: su cuidado, su estudio, su belleza, etc. Muchas de las personas por las que he estado rodeada me han trasmitido ese deseo de cuidar la casa común. Siempre me han gustado los animales, el campo, y tuve claro que quería dedicarme a algo relacionado.

- ¿Cuál crees que son los problemas principales? El capitalismo, la publicidad y la falta de conciencia. El capitalismo hace que tanto la persona como el medio queden a un lado, abriendo paso al dinero y poniéndolo en el centro. Medio planeta está siendo destrozado por dinero; los incendios, las guerras, no son algo casual, y detrás de todo esto está el capitalismo, que solo mira por el crecimiento económico. A través de la publicidad, nos incitan a consumir, a tener más cosas, a un ritmo insostenible, sin dar tiempo a que el equilibrio, los recursos naturales, se repongan. Y por último, la falta de conciencia, y el ‘’a mí no me va a tocar’’, que parte del egoísmo y el individualismo creado por el sistema.

- ¿Qué sentimientos genera en ti esta situación? Rabia, porque veo que todo aquello que nos da vida, está siendo destrozado por grandes multinacionales, políticas en las que el planeta y su cuidado está fuera, hábitos insostenibles... Pero a la vez me lanza a la acción y a unirme a todas las nuevas luchas que están surgiendo, como Fridays for Future, el grupo de jóvenes ecologistas, etc.

- ¿Cuál crees que son las causas de estos problemas? El exceso de consumo, el que no haya unas políticas que protejan el medio ambiente, la falta de conciencia y el verlo como algo lejano, y el ver la naturaleza simplemente como un banco de recursos y materias para el consumo, y no como vida.

- ¿Y las consecuencias? Que el planeta cada vez esté más ahogado, que cada vez existan más problemas medio ambientales y con escasez de recursos, que cada vez haya más empobrecidos, a costa de otras personas que cada vez son más ricas. Al planeta no le quedan muchos años si seguimos por este camino.

- ¿Crees que es importante la educación en este ámbito? Creo que es uno de los puntos más importantes y que más pueden ayudar. A través de la concienciación desde los más pequeños, hasta los más adultos. Explicar las causas, las consecuencias, y las alternativas, que a veces se nos olvida, pero ya existen muchas a los problemas presentados. Sobre todo creo que la educación en los jóvenes puede ser el arma más poderosa, podemos llegar a tener una fuerza increíble para enfrentar el problema, y decir basta a esta injusticia que está acabando con nuestro futuro y el de próximas generaciones, dejando una casa común dañada y empobrecida en vida.

- ¿Qué nos propone Jesús en lo que al cuidado de la tierra se refiere? Que la cuidemos como una hermana más, como una madre. Y así se refleja en el Laudato sí, en la que el Papa nos invita a una conversión ecológica y de mirada al planeta, para descubrir qué podemos hacer, y con qué mirada lo haría Jesús, que no es otra que desde el amor y respeto hacia las personas y hacia la casa común. Jesús no apostaba por el capitalismo, ni por las injusticias, sino por todo lo contrario, el poner a la persona, la naturaleza, el planeta, en el centro.

- Soluciones para revertir o mejorar esta situación (alternativas y esperanzas). Aunque no nos lo digan, hay muchas alternativas a lo que el sistema capitalista nos propone. El reciclar ya no es suficiente, hay que optar por otros caminos como los que Jesús nos propone: la austeridad, el decrecimiento (vivir con menos), optar por otro estilo de vida de no consumir por consumir, pensar en qué sitios compramos, optar por los comercios de barrio. Llevar nuestras propias bolsas de tela, botellas que no sean de plástico. Reutilizar también es una alternativa al capitalismo, intentar reparar algo roto antes de comprarlo nuevo. Y por
supuesto, estar educados en una mirada de amor hacia el planeta, valorar la gran suerte que tenemos de poder vivir en un entorno así, y ser conscientes de que
tenemos que generar un cambio.

Entrevistas
Juventud Obrera Cristiana (JOC)
Alfonso XI, 4 - 6º. 28014 Madrid
CIF: R-2800570-J